AAAAAAAAAAAAA

Rebelión en el radicalismo: un diputado culpó a Cornejo por la crisis del vino

Ricardo Mansur, ex intendente de Rivadavia, cuestionó la política vitivinícola contra los productores. También le reprochó al mandatario que ha concentrado toda la obra pública en la zona metropolitana
La crisis del vino, desde la caída de las ventas hasta el precio que se paga a los productores, ha tenido en los últimos años múltiples factores. Sin embargo, un diputado radical del Este provincial y ex intendente de Rivadavia culpó de las crisis del vino a su propio gobierno, al de Alfredo Cornejo, al que le adjudicó una mala política que lo único que ha buscado a su entender es deprimir el precio y la rentabilidad de los productores.
El racimo de críticas salió de Ricardo Mansur, añejo dirigente radical y quien fue jefe comunal durante la gestión de Julio Cobos gobernador.
Justo cuando la administración de Cornejo empezó a transitar su segunda mitad, esa etapa en la que para todo gobernador los silencios internos de su partido se convierten en reclamos y su autoridad empieza a ser cuestionada, aparecieron las críticas de Mansur, quien elogia muchos logros de gestión del mandatario pero le factura dos que no son de rango menor: una mala política vitivinícola y una injusta distribución de la obra pública que se concentra en el Gran Mendoza por encima del interior.
Los palos de Mansur no son lo primeros que Cornejo recibe internamente.
Ya se las tuvo que ver con sus aliados del Partido Demócrata, que se negaron y se niegan a acompañar la ampliación de la Suprema Corte, razón por la que el proyecto está plantado en Diputados.
También ocurrió con la vicegobernadora Laura Montero, que no es del sector interno del cornejismo y sembró sin dudarlo, valiéndose de las redes, que estaba en peligro la institucionalidad de la Provincia con el proyecto de la Corte como también militó pública y fuertemente contra la voluntad del mandatario el envío de una mujer al máximo tribunal, que nunca se consiguió.
Más recientemente, el mismísimo ex gobernador, ex vicepresidente y actual senador nacional Julio Cobos prendió el fuego de la interna al no descartar su postulación para un segundo mandato al frente de la provincia, lo que no cayó en gracia en el Centro Cívico, donde Cornejo quiere que continúe cuatros años más su propio equipo.
En ese contexto que viene asomando con gradualismo político, Ricardo Mansur le apuntó a la gestión defendiendo a quienes representa legislativamente, esto es los ciudadanos del Este provincial.
Gestión empañada
“En lo que es la vitivinicultura, lo que se ha hecho afecta a toda la provincia pero sobre todo al Este, porque el 44% de la producción está en esta región de la provincia”, recordó Mansur.
“El vino tiene un mercado de expectativas, entonces cuando hay excedentes los bodegueros se aprovechan y como el mercado está concentrado acuerdan el precio y lo tiran para abajo”, denunció.
Luego remarcó: “Cuando tuvimos la cosecha más baja de los ultimos 50 años, en 2016, al productor lo obligaron a diversificar en mosto el 20% de su producción. En 2017 fue igual pero las bodegas sí pudieron importar vino desde Chile mientras el productor tenía que dejar una parte de su producción en mosto. Un despropósito”.
“Así –continuó– lograron quebrar el precio del vino que estaba a $15, con la importación del tinto genérico chileno y ahora que hubo una buena cosecha, hay excedente, sobreoferta y lo pagan a $9,50”.
Mansur se despachó: “La buena gestión de Cornejo se ve empañada por pronósticos y sugerencias de cosecha de vino que no han sido reales. Creo que el Ministerio de Economía no tiene buena información sobre la cosecha”.
En ese sentido apuntó y puso la mira en un actor importante de la actividad: “En esto hay un gran responsable, que es el Fondo Vitivinícola de Mendoza, que le dice al Ministerio de Economía que falta vino cuando en realidad no faltaba”.
El diputado provincial radical graficó el impacto que las medidas vitivinícolas del gobierno del que es parte han tenido en el Este: “Si el promedio del precio del vino baja $3, en Rivadavia, mi departamento, dejan de circular $1,3 millones por día y en todo el Este desaparecen $5,4 millones diarios que fluían en la economía regional”.
El legislador hizo hincapié además en que “para colmo el Gobierno le imponemos una contribución obligatoria a los productores para combatir la polilla de la vid, que debería costear el Estado nacional. Todo esto me parece muy injusto”.
También se quejó de que todas las leyes que se impulsaron en la Casa de las Leyes para defender la actividad vínica no fueron acompañadas por el Poder Ejecutivo.
Con Cobos era mejor
La obra pública fue otro de los flancos contra los que disparó Ricardo Mansur. Resaltó que su departamento, Rivadavia, espera sin novedad hace más de dos años la doble vía, mientras la mayor cantidad de obras se concentran en el Gran Mendoza.
“Veo mucha obra pública en el centro, en el parque en el Centro Cívico, en la Costanera, en Boulogne Sur Mer y nada en Rivadavia, ni lo prometido siquiera. Creo que no han estudiado bien lo que significa la prioridad de una obra y fundamentalmente lo que significa para el desarrollo de cada uno de los departamentos del interior”.
El ex intendente de Rivadavia recordó los tiempos de Julio Cobos en el sillón de San Martín y certificó que “él tuvo un criterio de distribución distinto de la obra pública, fue mucho más equitativo, fue un gobernador compenetrado con los problemas y las necesidades de cada comuna mendocina”.
Recordó que “cuando yo fui intendente de Rivadavia, Cobos construyó una de las obras más grandes de irrigación de la provincia, nos hizo un hospital nuevo, dos escuelas, la red de gas natural para todos los distritos y un puente importante para la comunidad, mientras que ahora seguimos esperando desde hace más de 24 meses una doble vía importantísima para la villa. Se hicieron todos los trámites, se hicieron las expropiaciones. Son $70 millones y seguimos esperando”.

FUENTE DIARIO UNO

Share this post

No comments

Add yours